Domingo 08 de marzo del 2015 | BethelRadio

Análisis | ¿Qué nos transmite la cumbia peruana?



Infidelidad, venganza, odio y rencor con algunos de los antivalores que difunde este género musical.

 

¿Alguna vez te preguntaste qué tipo de contenidos comunica la cumbia? Este popular ritmo peruano que llena coliseos y hasta estadios tiene mensajes que, lejos de alegrar el día del oyente, transmiten una serie de antivalores que distorsionan la verdadera esencia del amor.

El primer ejemplo que plantearemos es un extracto de uno de los más conocidos grupos peruanos. ¿Qué nos dice la canción? Narra el intenso odio hacia alguien, llegando al extremo de desearle la muerte.

Ojala que te mueras que se abra la tierra te hundas en ella y que todos te olviden.
Grupo 5. Ojala que te mueras.

Ahora vemos otro ejemplo. En esta ocasión, uno de los intérpretes más famosos del género se encarga de transmitir al oyente uno de los peores sentimientos que pueden existir: La venganza.

Simplemente espere este momento, yo sabía que tenía que llegar, a pesar que hubo sufrimiento mi venganza podía esperar.
Tony Rosado. Te eché al olvido.

Ahora, otra tristemente popular banda se encarga de corroborar que la venganza es un eje temático en este género.

Jugaste con mi amor y llorarás así cada mentira me la pagarás, pero dónde ha quedado tu sinceridad  porque ayer me contaron tienes otra mitad.
Hermanos Yaipén. Lárgate.

Pero la infidelidad no podía faltar. Es vista como algo normal por estos grupos. Inclusive,  la alaban y promocionan en sus canciones.

Amor pirata, amor de contrabando, amor ilegal, amor que mata siempre por la espalda ese es nuestro amor.
Los Villacorta. Amor pirata.

El “amor” obsesivo (que realmente no es amor) y el odio hacia el género opuesto son antivalores constantemente expuestos en estos temas. Aquí uno que muchas mujeres cantan en conciertos y fiestas.

Un juego de locos, un tonto delirio ha sido vivir junto a ti. Ya casi reviento al saberlo todo te juro, me quise morir.
Canalla. Marisol.

Y por último, la mentira. Algo tan común como perjudicial que los grupos de cumbia se encargan de institucionalizar en la mente del consumidor.

Pero siempre, siempre me engañaste jugaste tú con mi sincero amor. Nunca pensé que tu amor fuera una mentira que destrozó mi corazón.
Tu amor fue una mentira. Agua Marina.

¿Sigues creyendo que la cumbia es inofensiva? 

[También puedes leer: Análisis | ¿Qué hay detrás del reggaetón?]






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete