Lunes 22 de junio del 2015 | BethelRadio

Asesinó a nueve personas de una Iglesia, pero no imaginó el mensaje que recibiría en Facebook



Quien escribió esto fue Marcus Stanley, un músico cristiano que confía en que Dylan es capaz de cambiar y de arrepentirse de sus pecados

No te conozco, pero llegué aquí luego de buscar el nombre que anunciaban los noticiarios. Todavía no has sido capturado, así que hay una posibilidad de que leas este mensaje. Yo no te miro con los ojos llenos de odio, ni te juzgo según tu apariencia o tu raza, sino que te veo como un ser humano que tomó la terrible decisión de quitarle la vida a 9 personas que antes respiraban. Los niños no crecen con odio en su corazón. En este mundo todos nacemos sin prejuicios. Alguien, durante el curso de tu vida, tuvo que haberte enseñado a odiar a la gente que no era como tú, y eso es verdaderamente trágico. No has logrado nada con esta matanza, sólo sembrar dolor que permanecerá para siempre en los corazones de las familias que sufrieron la pérdida de sus seres queridos y también en los corazones de miles de personas alrededor del país. Si todavía sigues ahí afuera y llevas un teléfono contigo… Entrega tu corazón a Jesús y confiesa tus pecados con el corazón arrepentido. Él es el único que puede salvar tu alma y perdonarte por el terrible acto que acabas de cometer. Te amo Dylan… Incluso en medio de la oscuridad y el dolor que has causado, pero lo más importante es que Él te ama. Si quieres hacer la confesión que te propongo, entonces repite estas palabras:

Querido Dios que estás en el cielo, vengo hacia ti en nombre de Jesús. Reconozco que soy un pecador y estoy arrepentido de mis pecados y de la vida que he vivido; necesito tu perdón. Creo que tu hijo Jesucristo compartió su preciosa sangre en la cruz y murió por mis pecados, y ahora yo estoy dispuesto a cambiar. Tú has dicho en Romanos 10:9 que si nos confesamos al Señor y creemos en nuestros corazones que Dios revivió a Jesús de entre los muertos, todos seremos salvados. Ahora me confieso a Jesús y él es el Señor de mi alma. Con mi corazón creo que Dios revivió a Jesús de los muertos. En este momento acepto a Jesucristo como mi salvador personal y, de acuerdo a su palabra, ahora mismo estoy salvado. Gracias Jesús por tu gracia ilimitada que me ha salvado de mis pecados. También te agradezco, Jesús, por tu gracia que nunca lleva a la licencia, sino que al arrepentimiento. De esta manera, Señor Jesús, transforma mi vida con tal que pueda traer gloria y honor a ti y no sólo a mí. Gracias Jesús por morir por mí y por darme vida eterna.

Amén.

Dios te bendiga, Dylan.

Quien escribió esto fue Marcus Stanley, un músico cristiano que confía en que Dylan es capaz de cambiar y de arrepentirse de sus pecados. Marcus no ha estado alejado de experiencias de odio contra su persona; el 2004 recibió 8 tiros de una pandilla que hacía su rito de iniciación, de ese altercado todavía tiene una bala en su espalda.

Fuente: http://www.upsocl.com/






Más de Bethel en la Actualidad




Lo más Visto




Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete