Viernes 27 de marzo del 2015 | BethelRadio

El copiloto suicida de Germanwings sufría de una fuerte depresión



La Policía germana halla una prueba relevante en el domicilio de Andreas Lubitz, pero de momento guarda silencio

La ruptura sentimental con su novia puede estar detrás de la acción suicida y mortal perpetrada por el copiloto de la aerolínea Germanwings que el pasado martes 24 de marzo de 2015 estrelló la aeronave en los Alpes franceses.

Se ha conocido que Andreas Lubitz estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico por una profunda depresión hasta el mismo día de la tragedia, según ha confirmado uno de sus primos. Al parecer Lubitz hacía algunas semanas que había roto con su novia con la que llevaba siete años.

Los agentes de Policía que investigan al copiloto fallecido de Germanwings Andreas Lubitz han encontrado "algo" en el registro de su apartamento en Dusseldorf que podría ser una "pista importante" para la investigación de lo sucedido, según ha informado un portavoz policial al diario británico 'Daily Mail'.

Los agentes que han registrado el domicilio del copiloto han asegurado que no han encontrado ninguna nota de suicidio pero uno de los portavoces policiales han dicho que han "encontrado algo" que ahora va a ser analizado y que podría ser una "pista" en las indagaciones.

  "Hemos encontrado algo que va a ser trasladado para su análisis. No podemos decir lo que es, de momento, pero podría ser una pista importante para saber lo que ha pasado", ha explicado el portavoz de la Policía de Dusseldorf Markus Niesczery a un periodista del diario británico enviado a la localidad alemana. "Esperamos que pueda darnos algunas explicaciones", ha afirmado.

La investigación se ha llevado a cabo tras el análisis del registrador de voz de la caja negra hallada en el lugar del accidente y tras las declaraciones del Fiscal de Marsella,Brice Robin, en las que acusaba al copiloto de la aeronave, Andreas Lubitz, de haber provocado deliberadamente que el avión se estrellara en los Alpes franceses: "el copiloto tenía "la intención de destruir el avión", porque activó el botón para hacer que descendiera, no abrió la puerta al piloto cuando llamó para acceder y no respondió a ninguna de las llamadas por radio, todo ello mientras se le escuchaba una "respiración normal".

Fuente: Periodismo Digital






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete