Jueves 11 de junio del 2015 | BethelRadio

El parlamento de España aprobó la ciudadanía para los descendientes de judíos expulsados



La ley que abre un plazo de tres años para lo que el Gobierno considera la "reparación de una injusticia histórica"

El Congreso de los Diputados de España  ha aprobado este jueves la Ley que concede la nacionalidad española a los judíos sefardíes originarios de España. La norma posibilitará la adquisición de la nacionalidad española por los sefardíes descendientes de los judíos expulsados de España en el siglo XV, sin necesidad de que renuncien a su nacionalidad y sin exigencia de residencia en España.

Los ministros de Justicia y de Exteriores, Rafael Catalá y José Manuel García-Margallo, respectivamente, han pedido la palabra en el pleno para asegurar que se trata de una decisión histórica "que repara una injusticia de hace 500 años". Esa concesión ha sido apoyada por todos los grupos parlamentarios, pero las críticas de la oposición han venido de la exclusión de otros colectivos como los ciudadanos del Sáhara.

La ley establece un procedimiento de concesión de la nacionalidad española a través de la carta de naturaleza. Se considera que la condición de sefardí es, por sí misma, una circunstancia excepcional que permitiría la concesión de la nacionalidad española, se suprime la necesidad de residencia y los solicitantes no tendrán que renunciar a su nacionalidad anterior —como venía sucediendo hasta ahora— por razón de la especial vinculación con nuestros valores y cultura, equiparándolos a otros supuestos análogos, según el Ministerio de Justicia.






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete