Miércoles 15 de julio del 2015 | BethelRadio

Escapó de nazis, ahora rescata salva cristianos



Era refugiado y ahora posee el título de Lord, Weidenfeld no olvida a aquellos que le ayudaron cuando no tenía nada.

En la víspera de la anexión nazi de Austria de 1938, el joven George Weidenfeld logró escapar de Viena hacia Gran Bretaña. Pronto comenzó a trabajar en la BBC, y en menos de diez años logró fundar, junto a un socio, la famosa editorial Weidenfeld & Nicholson.

El que fuera refugiado y ahora posee el título de Lord, Weidenfeld, de 95 años, no olvida a aquellos que le ayudaron cuando no tenía nada: el grupo cristiano Plymouth Brethren. Y como muestra de ello, decidió que había llegado el momento de devolver el favor.

La semana pasada, 49 familias de cristianos refugiados en Siria e Irak fueron rescatadas gracias a la fundación que lleva el nombre del austriaco, la Weidenfeld Safe Havens Fund, instalada en Varsovia, Polonia.

Estos 149 sirios e iraquíes son los primeros de 2 mil refugiados que la fundación espera rescatar de ambos países devastados por la guerra, donde además la minoría cristiana es perseguida por los yihadistas del autodenominado Estado Islámico (EI).

Según The Independent, una vez las familias sean reubicadas, obtendrán además de 12 a 18 meses de apoyo financiero para poder comenzar una nueva vida en Europa.

"En los años 1930, miles de judíos, especialmente mujeres y niños, fueron ayudados por cristianos que tomaron enormes riesgos para salvarles de una muerte certera. Tenemos una deuda de gratitud con ellos", dijo Heiden a The Times of Israel.

"Estamos profundamente conmovidos por los problemas que afrontan los cristianos en los países en guerra de Medio Oriente, y estamos asegurándonos que tantas familias como sea posible sean transferidas a refugios europeos donde puedan vivir una vida normal".

La fundación, sin embargo, ha tenido que enfrentar críticas por centrarse únicamente en un grupo religioso, mientras que una gran mayoría de los afectados por los conflictos en Siria e Irak son musulmanes.

Los cristianos, así como las minoría yazidí, drusa o chiita, son perseguidos por el EI debido a su confesión religiosa, y su población en ambos países se ha visto drásticamente reducida a lo largo de los últimos 5 años.

Sin embargo, Lord Weidenfeld defiende la especifidad de su proyecto.

"No puedo salvar al mundo, pero hay una posibilidad específica de ayudar a una minoría cristiana. Otros pueden hacer lo mismo con los musulmanes", afirmó al diario israelí.

El austriaco alaba las acciones y la valentía de los kurdos, quienes han logrado expulsar a los yihadistas del EI de la ciudad de Kobane, una hazaña que, considera, prueba que el terror puede ser vencido.

Por el contrario, Wakefield se muestra crítico con Occidente debido a su tímida respuesta militar contra el grupo.

"El salvajismo primitivo del Estado Islámico no tiene precedentes, aún comparándolo con los métodos sofisticados de los nazis. Cuando se trata de horror y sadismo, ellos (los yihadistas) no tienen rival".

El filántropo dice estar inspirado por el trabajo de Sir Nicholas Winton, quien mediante un sistema de trenes de su propiedad salvó la vida a 669 niños judíos de manos de los nazis.

Hasta 700 mil cristianos de una población de poco más de 1 millón se han visto forzados a abandonar Siria debido a los avances del Estado Islámico y a la guerra civil que azota el país.

Fuente: http://www.larazonsanluis.com/






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete