Miércoles 01 de octubre del 2014 | BethelRadio

Hacen falta misioneros. Parte II



Predicar el Evangelio es un privilegio para todo hombre y toda mujer, de todos los niveles. Saulo de Tarso perseguía a los cristianos. El Señor lo llamó y él respondió: se convirtió en el predicador Pablo.  Para ser misionero, hay que bautizarse en agua y recibir el bautismo del Espíritu Santo para tener autoridad; echando fuera demonios y sanando enfermos, en el nombre de Dios.






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete