Viernes 03 de noviembre del 2017 | BethelRadio

Persiguen a cristianos, por Francisco Ugarteche



"Como no fue posible seguir con la colonización ideológica impuesta por la burocracia de las Naciones Unidas, entonces ahora comienzan las represalias"

Existen personas que han encontrado una fácil pero poco ética manera de ganarse la vida, escribiendo columnas que antiguamente estaban reservadas a periodistas veteranos. La diferencia está en que ahora escriben por encargo y figuran en planillas relacionadas con entidades del Estado. Son como barras bravas para actuar en una suerte de bullying mediático contra personajes que pueden ser incómodos.

Después de una campaña de ablandamiento salen las soluciones mediante una resolución suprema, un decreto, una ordenanza contra el personaje o entidad que fue objeto de esta campaña de descrédito.

Entonces resultan muy predecibles en sus acciones, poco transparentes para un sistema que se precia de democrático. La coincidencia en el objeto de sus inflexiones podría ser hasta graciosa si no fuera que acarrean luego acciones generalmente abusivas, arbitrarias y repudiables para un sistema que supuestamente respeta y fomenta el pluralismo.

En los últimos días, de manera coincidente, aparecen caricaturas y columnas de opinión contra las iglesias cristianas, contra pastores evangélicos, contra quienes participamos en las marchas en defensa de la educación de nuestros hijos, contra la ideología de género en el currículo escolar de primaria.

Publican comentarios como que los cristianos nos oponemos a la educación sexual en los colegios, cosa que es completamente falsa. Nadie se opone a la educación sexual en los colegios, a lo que nos oponemos es a la ideología de género dentro de la educación sexual.

Los ateos, los no creyentes abogan por el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo y a eso también nos oponemos.

Como no fue posible seguir con la colonización ideológica impuesta por la burocracia de las Naciones Unidas, entonces ahora comienzan las represalias con la persecución contra los cristianos y buscan atacarnos desde diversos frentes. El objetivo es silenciarnos.

Los que creemos en Dios, los que seguimos a Cristo estamos acostumbrados a estas persecuciones, desde el nacimiento mismo del cristianismo. Numerosos cristianos sufrieron persecuciones por parte de no cristianos e incluso de otros cristianos de creencias diversas o más o menos estrictas. Tales persecuciones tienen o tuvieron varios grados de intensidad, desde el arresto sin garantías, la mengua de derechos públicos, el encarcelamiento, el azotamiento y la tortura, hasta la ejecución, llamada martirio, pasando por el pago de un impuesto suplementario, la confiscación de sus bienes o incluso la destrucción de sus propiedades, su arte, sus libros y sus símbolos o la incitación a abjurar de sus principios y delatar a otros cristianos.

 La persecución contra los cristianos está creciendo más rápido en países del sur y sureste asiático, según se desprende de la Lista Mundial de la Persecución de Puertas Abiertas de este año y cuyos datos se han dado a conocer públicamente.

De los seis países cuyo índice de persecución ha crecido más abruptamente en el pasado año, cinco de ellos se encuentra en el sur y sureste de Asia: India, Bangladesh, Laos, Bután y Vietnam. Podrán perseguirnos, pero nunca podrán callar a la verdad.

 






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete