Sábado 01 de agosto del 2015 | BethelRadio

Policía ruso arriesgó su vida para salvar bus escolar



Kosolapov protegió los autobuses de los niños con su propio coche, una decisión que salvó varias vidas

Un oficial de policía ruso arriesgó su propia vida para evitar un accidente de tráfico colocándose entre un coche que a punto estuvo de colisionar contra un convoy de autobuses llenos de niños. El policía sobrevivió milagrosamente.

Aleksander Kosolápov, oficial de policía de tráfico, escoltaba el pasado sábado un convoy de nueve autobuses en los que viajaban cerca de 300 niños desde un campamento de verano a la ciudad de Abakán, capital de la república autónoma de Jakasia, en Siberia meridional, cuando, de repente, un vehículo que iba a gran velocidad por el carril contrario, se dirigió hacia el convoy.

Kosolapov reaccionó instantáneamente y protegió los autobuses de los niños con su propio coche, una decisión que pudo haber salvado varias vidas.

"Como resultado de la colisión, el coche patrulla se convirtió literalmente en una pila de metal. Según los expertos, es un milagro que el oficial de policía saliera con vida", reza un comunicado de la policía local.

En el coche que a punto estuvo de colisionar contra los autobuses de los niños iban cinco personas, entre ellas un niño de 10 años. Todos ellos resultaron heridos leves. En cuanto a los niños de los autobuses, se encuentran sanos y salvos gracias a la acción del policía, que presenta heridas de gravedad, si bien está consciente y estable, según un portavoz de la policía regional.

Fuente: RT






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete