Jueves 13 de noviembre del 2014 | BethelRadio

Si alguno anhela obispado, buena obra desea Parte II



En tiempos peligrosos, el cuerpo de Cristo tiene que ser santo. Las pruebas sirven para arrepentimiento y así entrar al cielo. Tenemos que crecer a la medida y plenitud de Cristo. El Obispo no debe ser mentiroso, ni desordenado, debe ser esposo de una sola mujer. En la primera iglesia, que fue la de Pentecostés, los cristianos estaban consagrados a Dios y obedientes a su Palabra.






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete