Miércoles 29 de abril del 2015 | BethelRadio

Terremoto en Nepal: Un milagro entre los escombros



Los rescatistas estuvieron buscando por varias horas algún indicio de vida y cuando ya estaban a punto de irse, escucharon el llanto de la pequeña.

Una bebé de cuatro meses de nacida fue sacada de entre las ruinas en Katmandú por equipos de rescate que trabajan ante el devastador terremoto que sacudió Nepal.

Los rescatistas estuvieron buscando por varias horas algún indicio de vida y cuando ya estaban a punto de irse, escucharon el llanto de la pequeña.

En el momento del rescate, el equipo alzó a la bebé por encima de sus cabezas para mostrar el milagro entre el desastre del terremoto.

Awal Awal fue rescatada después de 22 horas cuando su casa se derrumbó el sábado pasado y sus padres ya la habían dado por muerta.

Ahora, está internada en un centro de salud y por fortuna no tiene ningún daño físico ni lesiones internas. La labor de los hombres que la encontraron se convierte para el pueblo nepalí en un suspiro de esperanza.

 OTRO MILAGRO

Esta historia se suma a la de Rishi Khanal, de 27 años, quien había terminado de comer en un hotel en Katmandú y subió a la segunda planta cuando de pronto todo comenzó a moverse y a caer. Fue golpeado por la mampostería que caída y quedó atrapado con el pie aplastado por los escombros.

"Tenía alguna esperanza pero ayer me di por vencido. Mis uñas se pusieron blancas y mis labios se agrietaron... Estaba seguro de que nadie vendría a buscarme. Tenía claro que iba a morir", dijo el miércoles desde la cama de un hospital, acompañado de su familia.

Estaba rodeado por gente muerta y había un olor terrible. Pero siguió golpeando los escombros que lo rodeaban y esto fue finalmente lo que hizo que un equipo de rescatistas franceses lo liberaran en una operación que duró muchas horas. Para cuando salió a la superficie habían pasado 82 horas y él continuaba atrapado en la que podría haber sido su tumba.

"No llegaba ni salía ningún sonido. Seguí golpeado contra los escombros y al final alguien respondió y vino a ayudarme. No había comido ni bebido nada así que bebí mi propia orina".

No estuvo claro si era empleado del hotel o un turista que se alojaba allí.

"Me siento bien. Estoy muy agradecido", agregó. Fue trasladado al quirófano antes de que pudiesen obtenerse más detalles.

Por el momento se ha confirmado la muerte de más de 5.000 personas y la cifra de heridos supera los 8.000 tras el fuerte sismo de magnitud 7,8 que causó fallecidos también en India y Tíbet, aunque la inmensa mayoría se registraron en Nepal.

Fuente: Agencias






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete