Martes 04 de agosto del 2015 | BethelRadio

Una ciudad de Irán llega al sofocante índice de sensación térmica de 74 ºC



La mayor temperatura aparente de la que se tienen datos la anotó Dhahran, en Arabia Saudita, el 8 de julio de 2003 con 81 ºC

 

La ciudad iraní de Bandar Mahshahr –que contaba en 2010 con una población de unos 110.000 habitantes– alcanzó el pasado 30 de julio de 2015 una sensación térmica de unos 74 ºC.

Según informa el «Washington Post», pese a la asencia de registros oficiales de esta variable meteorológica, este es el segundo nivel más alto jamás anotado.

Para lograr estos 74 ºC, la temperatura real del aire de Bandar Mahshahr llegó a los 46 ºC. Este pico, registrado a las 16:30 (hora local) del viernes, se produce un día después de que la temperatura aparente se elavara a 70 ºC en la misma localidad.

Bandar Mahshahr se encuentra al lado del Golfo Pérsico, al suroeste de Irán. En esa zona las temperaturas del agua se sitúan en los niveles de los años 90. Tales temperaturas conducen a algunos de los niveles de humedad más opresivos del mundo cuando los vientos soplan la cálida agua del mar.

Dhahran anota un calor de récord

Pese a la ausencia de registros oficiales, 81 ºC es la sensación térmica más alta conocida jamás alcanzada. En concreto, se observó en Dhahran, Arabia Saudita, el 8 de julio de 2003.

La semana anteror se vivieron igualmente temperaturas extremas debido a una ola de calor que castigó a Oriente Medio.

El jueves, Bagdad alcanzó los 50 ºC. Esa combinación produjo una sensación térmica de 115, y el aire seco tuvo una ligera ventaja sobre las temperaturas abrasadoras.

Todo indica que esta «bóveda de calor» no se irá en los próximos días. Es más, la web Weather.com explica que las temperaturas extremas son particularmente exigentes en esta región devastada por la guerra:

«El gobierno ha instado a los residentes a permanecer fuera del sol y beber mucha agua, pero para muchos de los más de 3 millones de iraquíes desplazados por el conflicto violento, esto plantea un dilema.

Cortes de electricidad y agua constantes en Irak y otros países afectados por conflictos hacen que olas de calor como la actual se vuelvan aún más insoportables. La sureña ciudad iraquí de Basora fue testigo a principios de este mes de una manifestación que, en presencia de la Policía, exigía mejores servicios de energía y dejaba una persona muerta.

A diferencia de otros países de la región, Irak carece de playas, lo cual hace aún más difícil escapar del sofocante calor, dejando a muchas personas –incluso aquellos lo suficientemente afortunados de vivir en sus hogares– con opciones limitadas para refrescarse. Algunos optan por nadar en ríos y canales de riego, mientras que otros pasan estos días en los centros comerciales con aire acondicionado».

FUENTE: http://www.abc.es/






Más de Bethel en la Actualidad




Lo más Visto




Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete