Lunes 30 de noviembre del 2015 | BethelRadio

Unas 430.000 personas mueren en Europa por la contaminación del aire



87% de europeos estuvieron expuestos a niveles de contaminación peligrosos según límites de la OMS

La contaminación atmosférica es responsable de 430.000 muertes prematuras en Europa y continúa siendo uno de los principales problemas ambientales para la salud en el continente, informó hoy la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA).

La contaminación por partículas, ozono troposférico y dióxido de nitrógeno causan problemas respiratorios, enfermedades cardiovasculares, cáncer y el acortamiento de la esperanza de vida, advirtió la EEA, con sede en Copenhague.

El informe publicado, basado en datos recopilados en 2013, define la contaminación por partículas como una mezcla de pequeñas partículas y gotas líquidas que incluyen componentes como ácidos, metales, tierra o partículas de polvo. La quema de biomasa y carbón es una de las principales causas de este tipo de contaminación.

La exposición a largo plazo a esta clase de partículas en los 40 países examinados en el estudio causó 432.000 muertes prematuras en el año 2012. El ozono troposférico y dióxido de nitrógeno sumaron entre ambos unas 92.000 muertes prematuras, informó la agencia.

"A pesar de las continuas mejoras en las últimas décadas, la contaminación atmosférica continúa afectando la salud general de los europeos reduciendo su calidad y esperanza de vida", dijo en un comunicado el director de la agencia, Hans Bruyninckx.

Además, la contaminación atmosférica eleva los gastos hospitalarios, reduce la cantidad de días laborales, ocasiona daños a edificios y reduce el rendimiento de los cultivos.

La agencia informó de que en 2013, el 87% de los habitantes de las ciudades europeas estuvieron expuestos a unos niveles de contaminación que superaban los límites de calidad del aire marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son más estrictos que los establecidos por la Unión Europea (UE).

Si la UE adoptara las normas de la OMS, la concentración de partículas se reduciría un tercio aproximadamente y resultaría en 144.000 muertes prematuras menos, concluyó la EEA.

Fuente: OMS






Directorio

Produccion General
Coordinación:
(511) 613-1713 / 613-1701

Suscríbete